lunes, 20 de febrero de 2017

CUERPO

















Suelo andar descalza
para sentir el invierno.
Mis tobillos,
rotos de espuma,
distraen la arena
de los relojes.
¿Y quién no espera aún
el calor de unas manos
de arcilla?
Se me llena la boca
de corriente estática.
Me alimento de nubes.
Desnuda, vaciándome
del hambre,
cierro los ojos
muy despierta.
Hasta desaparecer
en una canción antigua.
Y brotar.
Amanezco.


Imagen: Rafael Navarro. El despertar. 1989.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por pasar. Cuéntame a qué te sabe.